Radiografía de un servicio

Este vídeo de dos minutos, que forma parte de la exposición itinerante Un Santo en Datos, resume la labor de Mons. Álvaro del Portillo en servicio a la Iglesia.

Cuando comenzó sus estudios de Ingeniería de Caminos, Álvaro del Portillo no se imaginaba el giro que daría su vida pocos años después. Aunque era un joven con un ideal profesional definido, siempre estuvo abierto a que Dios cambiara sus planes. Por eso, primero pidió la admisión en el Opus Dei y, después, se ordenó sacerdote. Y Dios, hizo fructificar los sacrificios del futuro beato.