Profesionales de cinco estrellas

En el municipio de Cotía, a pocos kilómetros de Sao Paulo (Brasil), se encuentra “Casa do Moinho”: una escuela para mujeres jóvenes sin recursos económicos que se preparan para trabajar en hoteles, hospitales y empresas. Esta escuela está impulsada por personas del Opus Dei.

Desde los años 70, los vecinos necesitados de la zona de Cotía (Sao Paulo) contaban con una escuela “diferente”. En un espacio verde y muy tranquilo, las chicas de ese municipio podían mejorar su capacitación profesional en cursos que también les servían para la atención del hogar.

Profesoras voluntarias impartían cursos de economía doméstica en “Casa do Moinho”, una escuela filantrópica promovida por la “Associação Feminina de Estudos Sociais Universitários” – AFESU-, entidad sin fines lucrativos. Desde 1988, con una larga experiencia académica, y aprovechando la gran necesidad de fuerza laboral especializada en el sector, el “Centro de Capacitação Profissional Casa do Moinho” empezó atendiendo a jóvenes de la zona y también de otros estados brasileños.

Así fue como un centenar de mujeres jóvenes, entre 17 y los 23 años, comenzaron el programa técnico en hostelería. El curso, de acuerdo con la nueva ley de educación el país, fue autorizado por un decreto de la Delegación de Enseñanza de Cotía, y publicado en el diario oficial del Estado en el día 18 de agosto de 1998.

Una escuela como una casa

Del claustro de profesores forman parte profesionales voluntarias, todas con formación universitaria, que dan clases de temas relacionados con su profesión. Es el caso de la directivo empresarial Carla Beneducci, experta en supervisión, liderazgo, didáctica y entrenamiento. “Empecé dando clases por casualidad, después de hacer un curso en la escuela. Las alumnas sienten que la ‘Casa’ les ofrece algo más que otros centros formativos, pues reciben también clases de comportamiento, formación humana y religiosa, y muchas actividades”.

El curso, dividido en cuatro módulos, tiene una duración de dos años. Las clases son integrales y tienen 3 semestres diferentes: recepción, cocina y restaurante. De esta manera, permiten más flexibilidad y agilidad para el ingreso de la estudiante en el mercado de empleo. En total, de las cien alumnas de la escuela, alrededor de 20 suelen ser residentes, es decir, tienen también alojamiento en la “Casa do Moinho”.

'Casa do Moinho' forma actualmente a 130 alumnas.

“Tienen toda la ayuda de la ‘Casa’, comida incluida”, dice la coordinadora pedagógica Maria Cristina Diegues. Ana Paula Torres, alumna de 17 años, es una de las residentes: “Siempre quise trabajar en el sector de hostelería y aquí encontré la ocasión”, explica. Ana Paula trabajaba ya antes como guía turística en su ciudad.

Prácticas en hoteles

Las actividades diarias se extienden desde las 8 a las 18 h. De lunes a viernes, las clases son fundamentalmente técnicas. Los sábados y domingos, por el contrario, la escuela se transforma en laboratorio de experimentación en el que se simulan situaciones de trabajo. “Es uno de los añadidos que ofrece la ‘Casa’”, asegura Maria Cristina.

Además de la escuela, las alumnas también aprovechan la estructura de algunos hoteles, como Hilton, Mercure, Ibis y Unique, para hacer prácticas. Según la coordinadora, “aunque no hay ningún convenio con los hoteles u otras empresas, nuestras alumnas terminan siempre consiguiendo empleo al final de los módulos”.

Esta oportunidad de capacitación profesional cada vez interesa a más alumnas. En 1998, año de arranque de la escuela, eran 35. En 2003, eran ya 129, y la cifra sigue creciendo. “Es una excelente oportunidad para nosotros, que no podemos abonar el coste, pues la escuela nos da, además de la formación profesional, formación humana y cristiana”, resume Maria Sinedes dos Santos, de 22 años, formada en la “Casa”.

Otros cursos

Además del aula de hostelería, la “Casa do Moinho” ofrece también desde septiembre de 2005 otros cursos, como el de ‘Nociones Elementares de Hostelería’ y ‘Nociones de Recepción’, entre otros.

Promovida por AFESU desde sus comienzos, la “Casa do Moinho” recibe subvenciones de empresas y particulares. Al inicio, contó también con la ayuda de empresas, como Gillette de Brasil, y del Instituto Camargo Correia, que permitió la construcción del laboratorio de cocina. AFESU fue fundada en 1963, para ofrecer cursos de formación profesional para jovenes necesitadas, y mantiene cuatro unidades de capacitación profesional, tres de las cuales están en Sao Paulo.

Casa do Moinho - Avenida José Giorgi, 935. Telefone: 4612-3180