«La santidad es el camino para ser feliz»

El periodista Francesco Ognibene entrevistó recientemente al prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz, en el diario italiano Avvenire. Reproducimos dos preguntas, sobre la exhortación apostólica «Gaudete et exsultate».

Entrevistas
Opus Dei - «La santidad es el camino para ser feliz» Mons. Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei. Foto: Siciliani.

Avvenire Entrevista completa (en italiano). Ocàriz (Opus Dei): «Santità, la via per essere felici»

La recientísima Gaudete et exsultate sobre la «llamada a la santidad en el mundo contemporáneo» en muchos puntos recuerda de cerca las enseñanzas de Escrivá. ¿Qué le ha supuesto al leerla?

La llamada universal a la santidad es el quicio de la enseñanza del fundador del Opus Dei. Insistía siempre en que la santidad no es una cosa para privilegiados: «A todos llama el Señor, de todos espera Amor: de todos, estén donde estén; de todos, cualquiera que sea su estado, su profesión o su oficio». Dios llama a la santidad al profesor de enseñanza media, al artista, al empresario, al pinche de cocina, al agricultor, a quien se ocupa de las tareas domésticas, al periodista, al deportista, a quien sufre el drama del desempleo…

[El fundador del Opus Dei] insistía siempre en que la santidad no es una cosa para privilegiados

Ya, en vida, el fundador tuvo la gran alegría de ver cómo el Concilio Vaticano II confirmaba y proclamaba esta realidad: que la santidad es para todos. Por tanto, podrá comprender que cuando he leído Gaudete et exsultate haya pensado rápidamente en la alegría que habría experimentado san Josemaría, al ver esta nueva expresión del mensaje de la llamada universal a la santidad en palabras del Papa Francisco.

¿Qué le ha sorprendido más?

El Papa nos presenta las bienaventuranzas como el carnet de identidad de quien busca la santidad en la vida cotidiana. Es un camino que, a veces, requiere andar contracorriente, pero que, al final, precisamente, es bienaventuranza, o sea felicidad. Es muy importante hacer ver, con el ejemplo, que vivir cristianamente es también humanamente algo que compensa ya en esta tierra, a pesar de las dificultades que todos debemos soportar.

Me ha parecido muy hermosa la insistencia del Papa, a lo largo de toda la exhortación, en fundamentar la santidad a partir de pequeños gestos

El camino de las bienaventuranzas es también una vía de felicidad para nosotros y para los demás. Me ha parecido muy hermosa la insistencia del Papa, a lo largo de toda la exhortación, en fundamentar la santidad a partir de pequeños gestos, algo también muy característico de san Josemaría, que en su libro Camino escribe: ¿No has visto en qué "pequeñeces" está el amor humano? —Pues también en "pequeñeces" está el Amor divino.