La pantalla se arregló

Desde hace unos meses empecé a trabajar desde mi casa. Un dia la imagen del computador empezó a fallar, se lo encomendé a san Josemaría.

Favores por su intercesión
Opus Dei - La pantalla se arreglóFoto: Anna Shvets - Pexels

He pasado muchas horas trabajando en mi habitación en casa durante estos meses de confinamiento y teletrabajo por la pandemia de covid-19. Aquí tengo mi ordenador portátil conectado a una pantalla de mayores dimensiones, que me ha permitido teletrabajar con eficacia durante estas semanas. Uso dos pantallas, la pequeña del propio ordenador portátil y la grande que es externa y pesada.

El pasado jueves 18 de junio de 2020 a primera hora de la mañana encendí el ordenador en mi habitación y me di cuenta de que había un problema grave con la pantalla del portátil, puesto que toda la imagen temblaba, cambiaba de colores, aparecían numerosas barras verticales que se movían y tapaban texto e imágenes y solo podía manejar el ordenador a base de mirar la pantalla externa, pues era imposible visualizar la imagen de la pantalla del portátil, que no paraba de temblar. Realicé múltiples intentos para arreglarlo, pero todo fue inútil. Tenía muchos retos ese día y necesitaba además llevarme el portátil y seguir trabajando fuera de mi habitación, solo con el portátil, sin poder contar con la pantalla externa.

REALICÉ MÚLTIPLES INTENTOS PARA ARREGLARLO, PERO TODO FUE INÚTIL. TENÍA MUCHOS RETOS ESE DÍA

Me tenía que marchar a las 10.00 am y a partir de entonces dependería solo del portátil. No sabía cómo solucionarlo. A esa hora, las 10.00 am, recé una estampa a san Josemaría pidiéndole que se me arreglase la pantalla del portátil, y justamente a continuación se me ocurrió pasar los dedos por la pequeña rendija que queda entre el teclado y la pantalla. Al apretar en uno de los puntos de ese hueco, la pantalla del portátil volvió a funcionar sola con toda normalidad. No se me había ocurrido esto antes.

Soy bastante manazas y, en general, cuando intento arreglar algo, solo suelo conseguir estropearlo más. Han pasado varios días y el portátil sigue funcionando con toda normalidad.

M. A. M. G. – España


Clic aquí para enviar el relato de un favor recibido.

También puede comunicar la gracia que se le ha concedido mediante correo postal a la Oficina de las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei (Calle Diego de León, 14, 28006 Madrid, España) o a través del correo electrónico ocs.es@opusdei.org.

Clic aquí para hacer un donativo.

En alternativa puede enviar una aportación por transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei con IBAN número ES53 2100 1547 7502 0024 4065 y BIC, CAIXESBBXXX en La Caixa (agencia urbana de la calle Cartagena, 4, 28028 Madrid, España).