San Josemaría Escrivá
"Dios no te arranca de tu ambiente, no te remueve del mundo, ni de tu estado, ni de tus ambiciones humanas nobles, ni de tu trabajo profesional... pero, ahí, ¡te quiere santo!".
SAN JOSEMARÍA, Fundador del Opus Dei

Últimas noticias

Un cuadro de san Josemaría en la Catedral de Jaén

Un cuadro de san Josemaría en la Catedral de Jaén

Al finalizar la Misa el pasado 26 de junio, el Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro, bendijo un cuadro de San Josemaría, obra del joven pintor mexicano José Antonio Ochoa. El Obispo recordó que san Josemaría estaba en la Catedral porque es un santo patrimonio de toda la Iglesia.

Un website para san Josemaría

Un website para san Josemaría

El nuevo website dedicado al fundador del Opus Dei ofrece numerosas informaciones y recursos sobre el “santo de la vida ordinaria”.

Escritos del fundador del Opus Dei

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

www.escrivaobras.org, la web con los libros de san Josemaría

En esta página web se pueden consultar, con diversos criterios de búsqueda, las reflexiones sobre la vida cristiana contenidas en los escritos de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

vídeos de san Josemaría

Audios de San Josemaría

Cristo Rey

Cristo Rey

En el último domingo del año litúrgico se celebra la...

Mensaje del día

“Pon todo en las manos de Dios”

Además de su gracia cuantiosa y eficaz, el Señor te ha dado la cabeza, las manos, las facultades intelectuales, para que hagas fructificar tus talentos. Dios quiere operar milagros constantes –resucitar muertos, dar oído a los sordos, vista a los ciegos, posibilidades de andar a los cojos...–, a través de tu actuación profesional santificada, convertida en holocausto grato a Dios y útil a las almas. (Forja, 984)

Tu barca -tus talentos, tus aspiraciones, tus logros- no vale para nada, a no ser que la dejes a disposición de Jesucristo, que permitas que El pueda entrar ahí con libertad, que no la conviertas en un ídolo. Tú solo, con tu barca, si prescindes del Maestro, sobrenaturalmente hablando, marchas derecho al naufragio. Únicamente si admites, si buscas, la presencia ...