¿Sólo se debe rezar cuando se tienen ganas?

En 1974, cuando san Josemaría Escrivá estuvo en Brasil, Heloisa tuvo la oportunidad de hacerle una pregunta sobre un tema que le preocupaba mucho: qué decir a sus amigos que decían que ir a misa los domingos era una tontería, que sólo debíamos hacer las cosas cuando nos apeteciera. Años después, recuerda aún la respuesta.

En primera persona