Favores por su intercesión

Dora, siempre en mi camino

Dora, siempre en mi camino

Tengo muchas razones para agradecer a Dora: cosas buenas que nos han pasado a mí, a mi familia y amigos gracias a Dora.

¡Dora, necesito tu ayuda!

¡Dora, necesito tu ayuda!

El jueves pasado un tanto desesperado me encaré con Dora y le solicité con "firmeza" que necesitaba su ayuda para "ayer". Gracias Dora, y discúlpame por la urgencia.

RELATOS SOBRE DORA Y SU HUELLA

La clave está en lo pequeño

La clave está en lo pequeño

Me dedico a las tareas del hogar como Dora. Un día, a finales de septiembre, antes de sentarnos a la mesa, quité el papel de aluminio a la fuente de pollo, que había utilizado para calentarlo, y lo arrojé a la basura.

​Una amistad a primera vista

​Una amistad a primera vista

Hace cinco años Marie Hélène tuvo “la suerte” de conocer a “una gran aliada”: Dora del Hoyo. Se la presentó una amiga: “Me contó su historia y enganché de inmediato”, cuenta.

PARA CONOCER LA VIDA DE DORA

¿Sabes hacer colchones?

¿Sabes hacer colchones?

Los primeros años de Dora en Roma. En julio de 1947 se abandonó el apartamento de Città Leonina, donde Dora vivió al llegar a Roma y se trasladaron a la que sería la sede definitiva del Opus Dei en la ciudad eterna. Llamaron a la nueva casa Villa Tevere por su cercanía al río que atraviesa la ciudad.

Infancia de Dora del Hoyo

Infancia de Dora del Hoyo

Dora nació el 11 de enero de 1914 y a los cinco días la bautizaron. Era la más pequeña de los seis hijos del matrimonio formado por Demetrio del Hoyo y Carmen Alonso.