Nicaragua: Última piedra de EL CARRIZAL

El sábado 11 de mayo (2019) tuvo lugar la bendición de la “última piedra” de El Carrizal, la casa de convivencias y conferencias ubicada en Diriamba (Carazo).

Opus Dei - Nicaragua: Última piedra de EL CARRIZAL

l sábado 11 de mayo (2019) tuvo lugar la bendición de la “última piedra” de El Carrizal, la casa de convivencias y conferencias ubicada en Diriamba (Carazo), a 50 kms. de la capital, Managua. En ella se ofrecerán actividades de formación humana, espiritual y profesional para personas que participan de las labores apostólicas que el Opus Dei realiza en Nicaragua.

Esta casa de convivencias está construida en una propiedad que fue cedida por una familia de la zona en 1996. Desde entonces se fueron desarrollando distintas actividades, primeramente fue la arborización de toda la finca, luego la coordinación de campos de trabajo para dar a conocer el Opus Dei en el entorno campesino de Diriamba. También han pasado desde el año 2000 grupos de muchachas y muchachos de Italia, España, Alemania, Inglaterra, Canadá, Costa Rica y por supuesto nicaragüenses para emprender labores sociales. Con estos grupos se han construido escuelas, canchas deportivas, viviendas, se ayudó a mejorar el servicio sanitario y se ha dado soporte escolar.

En el año 2010 con la colaboración de las alcaldías de la Vega Baja del Segura (Valencia) se logró construir el edificio que corresponde al Centro Educativo Vega Baja que brinda cursos de capacitación a mujeres de la zona y en este tiempo ya han atendido a más de 1000 personas en todas sus actividades.

Se pensó entonces en la tercera etapa del proyecto que facilitara la realización de convivencias, retiros, charlas, cursos o seminarios, y que a la vez permitiera a las estudiantes del Centro Educativo Vega Baja, realizaran sus prácticas profesionales de cocina, repostería y alojamiento.

Así el grupo promotor se lanzó a realizar el proyecto que lo constituye un edificio con 20 habitaciones individuales, salas de estar, 2 aulas, oratorio, los servicios de cocina y lavandería y canchas deportivas. Luego de superar el impasse que la situación social del país impuso en 2018, se logró avanzar hasta completar los edificios.

La bendición de El Carrizal estuvo a cargo del Padre Carlos García del Barrio, Vicario Regional del Opus Dei en Nicaragua, quien en su homilía invitó a los numerosos asistentes no sólo a dar gracias a Dios por haber llegado a esta meta sino agradecerle que hayamos podido colaborar con nuestra oración, nuestro trabajo u ofreciendo una ayuda económica… y a pensar también que este sueño apenas empieza.