Relatos y recuerdos

Un hijo cabal del beato Álvaro del Portillo

“Estoy seguro: ¡Toni es un santo!”. Repetidas veces se refirió el beato Álvaro del Portillo a Toni, con estas o parecidas palabras, cuando él ya estaba cercano a la muerte.

Toni y la enfermedad

Recuerdos sobre el modo en que Toni Zwifel vivió los últimos años de su vida. En 1985, ya enfermo de cáncer, escribía: «El único mal es el pecado». Dio la vuelta a su enfermedad, a la que llamaba «una historia de amor».