Siempre está ahí

Siempre está ahí

Hay grandes historias sin necesidad de grandes actores. O mejor dicho, hay grandes actores que lo son sin parecerlo. Quizá algo así ocurre con Isidoro...

Para enviar el relato de un favor recibido