Clases en línea, sin internet

Ingenio. Creatividad. Paciencia, mucha paciencia. Las clases en línea han sido un reto para alumnos, padres y profesores. Implican trabajo y esfuerzo, porque hay días en los que parece imposible mantener los ojos fijos en la pantalla un segundo más. Y cuando no hay internet en casa, las cosas se complican.

En primera persona

Los jóvenes: el trabajo más apasionante

La vida está llena de sorpresas. Probablemente, Claudia nunca imaginó que trabajar con gente joven le cambiaría la vida. Para ella, esos 19 años trabajando en el colegio “Ciudad de los Niños” se convirtieron en un descubrimiento y en una verdadera pasión por formar. No por nada el Papa Francisco nos recuerda que los jóvenes son “el ahora de Dios”.

En primera persona
Cambio de ruta, un campamento digital

Cambio de ruta, un campamento digital

Nos vamos de campamento. Maleta: tenis, sudadera y muchos pares de calcetines limpios. Traje de baño y un balón de fútbol. Los niños cuentan los días para el fin de semana. Y, de pronto, hay un cambio de planes.

En primera persona
Al ritmo de la Virgen María

Al ritmo de la Virgen María

Este año parece terminar un poco de cabeza. Con sus peculiares circunstancias, ha significado una oportunidad para replantearnos qué es lo más importante. Estos meses también han sido testigos de muchas locuras. Sí, de locuras que valen la pena.

En primera persona

Arturo Álvarez: un científico clásico de su tiempo

Hay profesores que se recuerdan toda la vida. El 28 de noviembre de 1992 falleció el Ing Arturo Álvarez, químico agregado del Opus Dei. José Antonio Esquivias recuerda a su profesor de Química de una manera especial: la única materia reprobada no se olvida fácilmente. Pero en ese salón de clases no solo se enseñaban fórmulas y balance de elementos: a sus alumnos, el ingeniero Arturo Álvarez enseñó el arte de vivir.

En primera persona

Camino a Jaltepec en un camión repartidor

La historia de Héctor comenzó en un día de trabajo: mientras repartía leche al Centro Educativo Jaltepec, se interesó por la escuela de hotelería para sus hijas. Ahora, algunos años después, con la mayor de sus hijas graduada y la segunda estudiando el bachillerato en Jaltepec, comparte lo que han significado estos años en el Centro Educativo. Todo comenzó con un camión repartidor.

En primera persona
Mi amigo, Iñigo

Mi amigo, Iñigo

Íñigo. Futbolista nato. Íñigo, que por las noches rezaba para que los “malos” se hicieran “buenos”. Íñigo. Amigo. De esos que saben hablarse de “tú” con Dios y te enseñan el secreto. Malo en matemáticas y genial sobre el escenario. Alegre. Así era Íñigo.

En primera persona

Soñamos y nos quedamos cortos

Indalecio y Karla son un matrimonio de Monterrey, Nuevo León quienes, a partir de la pandemia, decidieron armar todo un evento digital con diferentes especialistas para ayudar a todas las parejas que se han visto afectadas por el encierro al que nos ha obligado la pandemia del Covid-19.

En primera persona

«Hijo entregado, cielo ganado»

¿Escenario? Un desierto. ¿Año? Nadie lo recuerda. ¿Personajes? Un aviador y un Principito. La novela de Antoine de Saint-Exupéry que dio vida a uno de los héroes más queridos de todos los tiempos inicia, como toda gran historia, con el llamado a una aventura. Un aviador que aprende a dibujar un cordero y el secreto para ver lo esencial. Un aviador que se atreve a escuchar al Principito porque, «cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer».

En primera persona
El inicio de la verdadera aventura

El inicio de la verdadera aventura

“Y vivieron felices para siempre”. Todos conocen el final de los cuentos de hadas. Sin embargo, en la vida real, el matrimonio es el momento en el que la verdadera aventura comienza. Para Charles y María, este inicio estuvo marcado por múltiples retos y por un contexto singular: una pandemia.

En primera persona
Manos jóvenes al servicio de los demás

Manos jóvenes al servicio de los demás

Paula y Alondra son de distintas ciudades, se llevan 5 años de diferencia y tienen planes de vida distintos. Sin embargo, las une su pasión por el servicio a los demás. En El Pinar reciben formación técnica y espiritual.

En primera persona
Una intención muy especial

Una intención muy especial

“¿Qué más puedo hacer?” Amparo no podía dejar de hacerse esa pregunta. Al ver a tantas personas necesitadas en las calles de Mazatlán, Sinaloa, comenzó a pedir oraciones por esa intención: quiero hacer algo por la gente necesitada. Hoy, más de 15 años después, la pregunta de Amparo ha encontrado su respuesta.

En primera persona