Escuela Montemira

Fue el primer Bachillerato técnico en Hotelería que aprobó el Ministerio de Educación de El Salvador. Por su prestigio es un referente para diversos proyectos educativos que ha promovido el Ministerio de Educación en el ramo de la hotelería.

Opus Dei - Escuela MontemiraEscuela Montemira.

En los años 1971-1972 se construyó la casa de retiros La Lomita, localizada a pocos kilómetros de San Salvador, la capital El Salvador. A partir de 1975 comenzó la Escuela Montemira en la sede de la Administración, desarrollando un programa de educación formal a nivel de 5º y 6º grado de Primaria. 

Las alumnas provenían de familias de escasos recursos del interior del país. El programa académico se complementaba con estudios profesionales y prácticas dirigidas en las áreas de alimentos, lavandería, limpieza y servicio de comedores por lo que se les otorgaba además del certificado de estudios, un Diploma en Hotelería. Progresivamente, a medida que se iba perfilando la formación profesional, se fue elevando el nivel académico y en 2001 se inició el Bachillerato general; después de graduar dos promociones de bachilleres, en 2004 dio inicio el Bachillerato técnico vocacional en Hotelería que integra la formación profesional y académica y tiene una duración de tres años. Fue el primer Bachillerato técnico en Hotelería que aprobó el Ministerio de Educación y por su prestigio es un referente para diversos proyectos educativos que ha promovido el Ministerio de Educación en el ramo de la hotelería. Tanto las instructoras como las alumnas han recibido premios en diversos certámenes gastronómicos.

En 1986 cuando ya se había terminado el nuevo edificio que permitiría ampliar la capacidad de la Escuela, los daños provocados por el terremoto del 10 de octubre hizo necesaria su reconstrucción. Las palabras de don Álvaro … que no pierdan en ningún momento la alegría, porque el Señor sabe sacar de todas las circunstancias, aun de las más adversas, un gran bien para las almas, si somos fieles…, nos animaron a emprender la reconstrucción y dos años más tarde, las alumnas hacían uso de esa ampliación.

Nuevamente en 2001 a consecuencias de los terremotos del 11 de enero y 11 de febrero fue necesario reconstruir la Escuela y la sede del Centro de prácticas La Lomita.

La capacidad de la Escuela permite alojar a 33 alumnas. A lo largo de estos años ha albergado a 754 muchachas, la mayoría del interior del país, dándoles la oportunidad de adquirir formación integral, que las ayuda a llevar una vida coherente con la fe y cualificarse profesionalmente. Las exalumnas se desempeñan eficientemente en diversos campos de la Industria de servicios tanto en El Salvador como en diversos países de Europa y América del Sur: lavanderías industriales, empresas de elaboración de alimentos, como capacitadoras de personal para empresas de servicios, atención de grupos de personas a nivel familiar o institucional, etc.

Para saber más: Escuela Montemira.