Número de artículos: 35

Evangelio del martes: vivir para servir

Comentario del martes de la 2° semana de Cuaresma. “Que el mayor entre vosotros sea vuestro servidor”. Cristo, a diferencia de aquellos escribas y fariseos, vivía lo que predicaba. Fomentemos en nuestro corazón una actitud de servicio que nos lleve a vivir entregados continuamente a los demás.

Comentario del evangelio

Evangelio del miércoles: la verdadera grandeza

Comentario del miércoles de la 8° semana del tiempo ordinario. “El Hijo del Hombre no ha venido a ser servido, sino a servir”. La vida cristiana consiste en vivir con actitud de servicio hacia los demás. En esto se fundamenta la verdadera grandeza, y es lo que el Señor recuerda hoy a los hijos de Zebedeo, ante su petición de querer tener lugares de honor en el Reino de Dios.

Comentario del evangelio

Evangelio del domingo: un descanso que nace del amor

Comentario del domingo de la 16ª semana del tiempo ordinario. “Al desembarcar vio una gran multitud y se llenó de compasión por ella, porque estaban como ovejas que no tienen pastor”. Jesús descansa conmoviéndose interiormente, mirando con gozo a aquellos hombres y mujeres. También nosotros descansaremos cuando sepamos reencontrar con Cristo el sentido de nuestros trabajos y quehaceres, cuando nos conmovamos interiormente ante los demás, y los miremos con gozo.

Comentario del evangelio

Evangelio del sábado: facilitar el camino al Cielo

Comentario del sábado de la 20° semana del tiempo ordinario. “Atan cargas pesadas e insoportables y las echan sobre los hombros de los demás”. Podríamos preguntarnos: ¿mi vida, mis palabras, mis actitudes, hacen más fácil y andadero el camino de la santidad para los demás, o por el contrario lo hacen más insoportable?

Comentario del evangelio

Evangelio del domingo: los corazones grandes saben servir

Comentario del domingo de la 29° semana del tiempo ordinario (Ciclo B). “Quien quiera llegar a ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor”. El espíritu de servicio responde a la sed de grandeza que hay en nuestro corazón. Nos muestra que el auténtico crecimiento humano pasa por hacer crecer a los demás, no por dominar sobre sus vidas.

Comentario del evangelio