Play

La Palabra de Dios es libre y va adelante transformando la historia

Durante la audiencia general el Papa recordó cómo las persecuciones contra San Pablo crecieron con el paso del tiempo. Dijo que el apóstol fue “prisionero en cadenas, humillado y tratado como malhechor”. Sin embargo consideró también que San Pablo no se sintió desdichado sino que vio la persecución como “un eficaz instrumento misionero para animar a los hermanos en el Señor a anunciar sin miedo la Palabra”.

Newsletter