Etiqueta: Amor de Dios

Hay 22 resultados para la etiqueta "Amor de Dios"
Dios escondido en la Eucaristia

Dios escondido en la Eucaristia

Es preciso adorar devotamente a este Dios escondido: es el mismo Jesucristo que nació de María Virgen; el mismo que padeció, que fue inmolado en la Cruz; el mismo de cuyo costado traspasado manó agua y sangre.

Textos para orar
Enamorarse de Dios

Enamorarse de Dios

"El principio del camino que lleva a la locura del amor de Dios es un confiado amor a María Santísima", escribió san Josemaría cuando era muy joven. En estos días de la Novena de la Inmaculada Concepción, previos a su fiesta, recogemos algunos puntos de meditación que pueden ayudar a comprender que vale la pena enamorarse de Dios, como Ella, Nuestra Madre, lo hizo.

Textos para orar
Adelante, con más amor

Adelante, con más amor

Ese desaliento, ¿por qué? ¿Por tus miserias? ¿Por tus derrotas, a veces continuas? ¿Por un bache grande, grande, que no esperabas? Sé sencillo. Abre el corazón. Mira que todavía nada se ha perdido. Aún puedes seguir adelante, y con más amor, con más cariño, con más fortaleza.

Textos para orar
¿Se puede afrontar con serenidad la muerte?

¿Se puede afrontar con serenidad la muerte?

Si alguna vez te intranquiliza el pensamiento de la muerte, anímate y considera: ¿qué será ese Cielo que nos espera, cuando toda la hermosura y la grandeza, toda la felicidad y el Amor infinitos de Dios se viertan en la criatura humana, y la sacien eternamente, con la novedad de una dicha nueva?

Textos para orar
Yo soy de Dios, y Dios es mío

Yo soy de Dios, y Dios es mío

Necesito confiarte mi emoción interior, después de leer las palabras del profeta Isaías: "Yo te he llamado, ¡eres mío!: ¡que Dios me diga a mí que soy suyo! ¡Es como para volverse loco de Amor!. La filiación divina es el fundamento de las enseñanzas de san Josemaría, ofrecemos algunos textos para meditar sobre el amor de Dios a cada persona.

Textos para orar
Hacer felices a los demás

Hacer felices a los demás

Me preguntas qué podrías hacer por ese amigo tuyo, para que no se encuentre solo. —Te diré lo de siempre, porque tenemos a nuestra disposición un arma maravillosa, que lo resuelve todo: rezar. Primero, rezar. Y, luego, hacer por él lo que querrías que hicieran por ti, en circunstancias semejantes...

Textos para orar
Dios nos ama

Dios nos ama

"El Dios de nuestra fe no es un ser lejano, que contempla indiferente la suerte de los hombres. Es un Padre que ama ardientemente a sus hijos, Un Dios Creador que se desborda en cariño por sus criaturas. Y concede al hombre el gran privilegio de poder amar, trascendiendo así lo efímero y lo transitorio".

Textos para orar
Querer querer

Querer querer

Por mucho que ames, nunca querrás bastante. El corazón humano tiene un coeficiente de dilatación enorme. Cuando ama, se ensancha en un crescendo de cariño que supera todas las barreras. Si amas al Señor, no habrá criatura que no encuentre sitio en tu corazón.

Textos para orar
Trabajar con amor

Trabajar con amor

"Si miramos nuestra vida con humildad, distinguiremos claramente que el Señor nos ha concedido, además de la gracia de la fe, talentos, cualidades. Ninguno de nosotros es un ejemplar repetido: Nuestro Padre nos ha creado uno a uno, repartiendo entre sus hijos un número diverso de bienes. Hemos de poner esos talentos, esas cualidades, al servicio de todos: utilizar esos dones de Dios como instrumentos para ayudar a descubrir a Cristo".

Textos para orar
Tener deseos de Dios

Tener deseos de Dios

Deja que se consuma tu alma en deseos... Deseos de amor, de olvido, de santidad, de Cielo... No te detengas a pensar si llegarás alguna vez a verlos realizados, como te sugerirá algún sesudo consejero: avívalos cada vez más.

Textos para orar
Dile, a solas, que le quieres

Dile, a solas, que le quieres

Descansa en la filiación divina. Dios es un Padre —¡tu Padre!— lleno de ternura, de infinito amor. —Llámale Padre muchas veces, y dile —a solas— que le quieres, ¡que le quieres muchísimo!: que sientes el orgullo y la fuerza de ser hijo suyo. Niño amigo, dile: Jesús, sabiendo que te quiero y que me quieres, lo demás nada me importa: todo va bien.

Textos para orar