San Josemaría Escrivá de Balaguer, 5° Aniversario de su Canonización

San Josemaría Escrivá de Balaguer, nació en Barbastro (España) el 9 de enero de 1902. Fue ordenado sacerdote en Zaragoza (España) el 28 de marzo de 1925.

VOLVER AL ÍNDICE DE NOTICIAS

El 2 de octubre de 1928, en Madrid (España) fundó por inspiración divina el Opus Dei que ha abierto a todos los hombres y mujeres un nuevo camino de santificación en medio del mundo, a través del ejercicio del trabajo profesional ordinario y en el cumplimiento de los propios deberes personales, familiares y sociales, siendo así fermento de intensa vida cristiana en todos los ambientes.

El 14 de febrero de 1930, San Josemaría Escrivá entendió, con la gracia de Dios, que el Opus Dei debía desarrollar su apostolado también entre las mujeres; el 14 de febrero de 1943 fundó la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, compuesta por sacerdotes diocesanos e inseparablemente unida al Opus Dei. El Opus Dei fue aprobado definitivamente por Santa Sede el 16 de junio de 1950; y el 28 de noviembre de 1982 fue erigido por Juan Pablo II como Prelatura Personal que era la norma jurídica deseada y prevista por San Josemaría.

Con oración y penitencia constantes, con el ejercicio heroico de todas las virtudes, con amorosa dedicación e infatigable solicitud por todas las almas, y con una continua e i ncondicionada entrega a la voluntad de Dios, impulsó y guió la expansión del Opus Dei por todo el mundo. Cuando rindió su alma a Dios, el Opus Dei estaba ya extendido en los cinco continentes y contaba con más de 60.000 miembros (casados, solteros, sacerdotes, etc.), hoy cuenta con más de 87.741 fieles (1.933 sacerdotes y 85.808 laicos en 63 países, al servicio de la Iglesia con el mismo espíritu de plena unión y veneración al Papa y a los Obispos que vivió siempre San Josemaría.

La Santa Misa era la raíz y centro de su vida interior. El hondo sentido de su filiación divina, mantenido en una continua presencia de Dios Uno y Trino, le movía a buscar en todo la más completa identificación con Jesucristo, a tener una tierna y fuerte devoción a la Virgen Santísima y a San José, a un trato habitual y confiado con los Santos Angeles Custodios, y a ser sembrador de paz y alegría por todos los caminos de la tierra.

San Josemaría Escrivá de Balaguer, había ofrecido su vida, repetidas veces, por la iglesia y por el Romano Pontífice. El Señor acogió ese ofrecimiento, y entregó santamente su alma a Dios, en Roma, el 26 de junio de 1975 en su habitación de trabajo.

El Fundador del Opus Dei fue beatificado por SS Juan Pablo II en Roma, el 17 de mayo de 1992 y canonizado en dicha ciudad el 6 de octubre de 2002 por el mismo Santo Padre.

VOLVER AL ÍNDICE DE NOTICIAS

  • Publicado por el periódico El Eco Llanero, de Villavicencio (Colombia)