​Fallecimiento de Mons. Rogelio Livieres

A punto de cumplir 37 años de sacerdote, el p. Rogelio Livieres falleció hoy rodeado de sus seres queridos en el Hospital Austral. Los obispos paraguayos destacaron"la gran labor pastoral del hermano en el episcopado".

Notas y comunicados
Opus Dei - ​Fallecimiento de Mons. Rogelio Livieres

Monseñor Rogelio Livieres, que fue obispo de Ciudad del Este (Paraguay), falleció esta mañana en el Hospital Universitario Austral a los 69 años, rodeado de sus seres queridos, tras una larga enfermedad y como consecuencia de una complicación respiratoria.

El padre Rogelio, aunque había nacido en Argentina, era de familia paraguaya y mañana hubiera celebrado sus 37 años como sacerdote. Fue el primer miembro del Opus Dei en Paraguay y conoció a san Josemaría con ocasión de sus estudios en Roma.


[Nota: Recogemos un video que ha circulado por las redes sociales y en cadenas de correo electrónico, que el p. Rogelio grabó con ocasión de la visita del Papa a Paraguay.]

Supo sobrellevar su desmejorada salud con creciente abandono en las manos de Dios, y venía manifestando que se sentía muy preparado y sereno para el encuentro definitivo con el Señor. Desde abril, residía en un Centro del Opus Dei ubicado dentro del campus de la Universidad Austral, en la ciudad bonaerense de Pilar, donde fue atendido y acompañado con afecto y solicitud generosa por muchas personas: fieles del Opus Dei, familiares, amigos.

Hoy viernes 14 de agosto lo velarán en ese Centro y mañana se trasladarán sus restos a Ciudad del Este. Como Obispo que fue de esa Diócesis, será sepultado en la Catedral. Como se sabe, con ocasión de la visita al Paraguay del Papa Francisco, manifestó por carta al Romano Pontífice su plena adhesión a su Persona y a su Magisterio, testimoniando así su unidad con el Sucesor de Pedro y los demás Obispos en comunión con él. "Ofrezco la enfermedad y sus incomodidades por Ud. y sus intenciones..., particularmente por este viaje a Paraguay, mi tierra querida. Le aseguro mi más plena comunión y mis oraciones por su trabajo", dice la carta que fue leída por el propio Papa Francisco al conjunto del cuerpo episcopal paraguayo, en la sede de la Nunciatura Apostólica, el día 12 de julio de 2015. El obispo castrense Adalberto Martínez luego declaró: "Estamos felices, porque monseñor Livieres pudo expresarle eso al Santo Padre”.

El 30 de julio pasado, el p. Rogelio recibió la fraternal visita de Mons. Edmundo Valenzuela, Arzobispo de Asunción, y de Mons. Guillermo Steckling, actual Obispo de Ciudad del Este. El encuentro fue una expresión más de unidad y reconciliación eclesial.

Hoy, la Conferencia Episcopal Paraguaya ha expresado sus condolencias y oraciones por el fallecimiento del padre Rogelio, en un comunicado que destaca "la gran labor pastoral del hermano en el episcopado" que "supo encauzar su vocación de servicio como obispo y animar a los cristianos a transitar por el camino de la santidad".

Rezamos por su alma y ya desde ahora nos encomendamos a su intercesión.

Florencia Beramendi

Directora de Prensa

Oficina de Comunicación del Opus Dei