Colombia: la verdadera 'revolución' del campo

Tenza, Chocontá y Pacho son tres municipios de Colombia que están viviendo una verdadera 'revolución'. 300 jóvenes que se harán cargo del desarrollo agrícola y ganadero de la zona están recibiendo cursillos de formación para profesionalizar sus tareas.

Iniciativas

Las Escuelas de Formación por Alternacia, también conocidas como Escuelas Familiares Agropecuarias o EFAS, son un modelo de educación y promoción de jóvenes del medio rural. 

Las EFAS enseñan a los jóvenes del campo a desarrollar empresas agropecuarias. El método empleado combina la educación teórica -una semana en las aulas- con la práctica empresarial -otra semana en el campo o granja de su familia-, de forma alternada. 

De esta forma, el trabajo alimenta la formación pedagógica, y la educación alimenta el trabajo productivo. Las familias de los jóvenes son invitadas a recibir algún curso gratuito, con lo que la formación se extiende a más personas. 

TRES PROYECTOS EN MARCHA EFA Guatanfur

150 jóvenes del Valle de Tenza (Cundinamarca) aprenden a poner en marcha negocios de ganadería, avicultura, piscicultura y agricultura en hortalizas, papa, arveja, fríjol, y mora de castilla.

Esta primera EFA colombiana, nacida en 1992, cuenta con sede propia y ofrece 6 cursos.

EFA Altavista

En el municipio de Chocontá, 70 alumnos se reparten en 3 cursos en una sede facilitada por la alcaldía -muy empeñada en apoyar el proyecto-, aunque un nuevo edificio está ya en construcción.

Los jóvenes de la EFA ALTAVISTA tienen también sus proyectos productivos particularmente de fresa, cebolla, ajo, hortalizas, cría de conejos, pollos y gallinas ponedoras.

EFA Ferrería

La tercera escuela EFA en Colombia se llama FERRERIA y nació hace tres años. En el municipio de Pacho (Cundinamarca), acoge 60 alumnos de la región de Rionegro.

El nuevo edificio se está construyendo en un terreno que donó el municipio de Pacho, muy interesado en que este proyecto de formación de los jóvenes traiga prosperidad a todo el valle.

Actualmente se trabaja en Pacho el desarrollo de proyectos de café y yuca en la promoción de flores no tradicionales de exportación.  

EFA de Cundinamarca.

Y, ¿CÓMO SE FINANCIA?

Este proyecto de Escuelas Familiares Agrarias -EFAS- está a cargo de ASRURAL, una asociación sin ánimo de lucro que es la encargada de obtener y canalizar los recursos con los que estos proyectos se sostienen.

Si desea ayudar o recibir más información puede escribir a: [email protected] IMPULSO DE SAN JOSEMARÍA

Algunos de los jóvenes que realizan trabajos.

Las EFAS nacieron en España con el impulso de san Josemaría y se han extendido a otros muchos países, hasta beneficiar a más de 65.000 personas del campo rural. 

Se trata de colaborar en la promoción de este sector, contribuyendo a su desarrollo económico -profesionalizándolo- y espiritual. Pues como decía el santo: "A Cristo le interesa ese trabajo que debemos realizar —una y mil veces— en la oficina, en la fábrica, en el taller, en la escuela, en el campo, en el ejercicio de la profesión manual o intelectual".