Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz celebra su 75 Aniversario

Varios sacerdotes de la diócesis de Ponce comentan sobre este Aniversario. Reproducimos artículo publicado hace unas semanas en el "El Visitante", Semanario de la Conferencia Episcopal de la isla.

Testimonios
Opus Dei - Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz celebra su 75 Aniversario Encuentro sacerdotal con Mons. Javier Echevarría en Puerto Rico (2009)

El pasado 14 de febrero se cumplieron 75 años de la fundación de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, asociación de clérigos diocesanos unida a la prelatura del Opus Dei. La misma tiene como finalidad promover la santificación sacerdotal en el ejercicio de su ministerio pastoral. La pertenencia a la asociación no afecta en modo alguno ni su condición diocesana ni la sujeción al Obispo de cada uno. El Prelado del Opus Dei -Mons. Fernando Ocáriz- es, a su vez, presidente de la sociedad sacerdotal.

Cada uno en el lugar donde se encuentra, ya sea en el trabajo, en el estudio, en el hogar de familia puede y debe luchar por ser santo. Y esto vale también para los sacerdotes. Desde el principio de su ministerio San Josemaría sintió una gran preocupación por los sacer­dotes diocesanos”, sostuvo P. José Antonio “Chelo” López, párroco de Nuestra Señora del Carmen en Coto Laurel, Ponce.

Así surgió la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz en 1943, como un espacio de apoyo, fraternidad, formación y ayuda espiritual para los sacerdotes incardinados a la Prelatura del Opus Dei y los sacerdotes diocesanos incardinados en cualquier Diócesis. Explicó además que la labor de la sociedad en P.R. comenzó en 1969 y desde el inicio, han surgido diversas labores y actividades formativas para los sacerdotes diocesanos. “Soy sacerdote de la Diócesis de Ponce desde hace 25 años. Cabe destacar, que las asociaciones de sacerdotes que promueven estos fines están vivamente recomendadas por el Concilio Vaticano II”, dijo P. Chelo.

Recordó que para el año 1986 leyó el libro Es Cristo que pasa y posteriormente fue a realizar estudios teológicos a la Universidad de Navarra. Allí conoció a fondo la vida del autor del libro. Al ser ordenado diácono en l991 ingresó a la Sociedad Sacerdotal donde goza de fraternidad, oración, consejo y acompañamiento.

Por su parte, P. Julio Rolón, rector de la Catedral de Ponce, explicó que la Sociedad Sacerdotal lo ha ayudado a vivir su ministerio. “La espiritualidad de la Santa Cruz y pertenecer a la sociedad me ha ayudado a vivir mi sacerdocio como lo pide la Iglesia en mi Diócesis de Ponce, a pesar de mis miserias, en unión con mis hermanos sacerdotes y mi Obispo diocesano”, especificó el presbítero natural de Ponce.

Aclaró que cualquier sacerdote secular, diocesano, sin importar su edad puede pertenecer a la sociedad, solo necesita “tener grandes deseos de buscar la santidad sacerdotal por medio de su trabajo ministerial; no se le pide que sea impecable, cosa absurda, sino el deseo de ser un mejor sacerdote”. A esto sumó amor a su Diócesis, obediencia, veneración a su Obispo y deseo de servir a todas las almas sin distinción alguna. Entre las actividades que regularmente realizan están encuentros, retiros espirituales, seminarios, círculos de estudio y encuentros fraternos. “La pasamos muy bien”, concluyó.


Por: Enrique I. López López

[email protected]