Dios me la mandó, Dios me va a ayudar, es una bendición

Eddy inscribió a sus hijos en el CADI (Centro de Apoyo al Desarrollo Integral), institución del Uruguay que surgió gracias al beato Álvaro y que, desde 1992, busca ayudar a mejorar la calidad de niños y familias en situación de riesgo social. Eddy piensa que en CADI aprendió a ver la mano de Dios en todo. Su testimonio y el de otras personas que están relacionadas con instituciones alentadas por el beato Álvaro del Portillo se recogen en el documental “Trabajar para los demás”.

Iniciativas