De nigerianas “de tercera” a emprendedoras capaces

Ebele Oyoke nació en Eunugu y se licenció en Farmacia con el sueño de investigar y fabricar medicamentos para curar. Sin embargo, la vida y la realidad de su país fueron poniéndole al frente de otro sueño que se llama Women’s Board: una ONG que ha conseguido en diez años que muchas mujeres de su propio país dejen de ser nigerianas “de tercera”, abocadas exclusivamente a trabajar las tierras ajenas, para convertirse por arte de lucha en emprendedoras capaces de sacar adelante sus propios negocios.

Iniciativas

A través del Programa AMAD, Okoye y otras mujeres comprometidas con el futuro de la sociedad más cercana, están convirtiendo los estados y los sectores más rurales de las poblaciones vecinas en un foco de recuperación del talento femenino para construir entre todos unpaís, y ese empeño con frutos maduros que se traducen en cerca de 4.000 mujeres y niños beneficiados acaban de recibir en Madrid el Premio Harambee 2018 a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana.

Ebele Okoye, premio Harambee 2018.

Okoye lleva años trabajando en un escenario complicado, porque la brecha social de las mujeres en su país es una zanja mortal llena de injusticias y discriminación sistemática. Ser mujer en algunas zonas de Nigeria implica, entre otros muchos anacronismos, a veces tradicionales, estar excluidas de las ventajas de la educación y prescindir de su voz. Ante este panorama, Okoye ha superado la cultura del lamento poniéndose manos a la obra “para remediar esta situación de injusticia. Se trata de un grano de arena en un inmenso desierto, pero cuanto más se extienda nuestro programa, más mujeres se verán beneficiadas. No se trata sólo de proporcionales habilidades y educación, sino, sobre todo, de ayudarles a ser conscientes de sus capacidades y su dignidad como seres humanos y como mujeres”.

Durante un encuentro con los medios de comunicación, el presidente de Harambee España, Antonio Hernández Deus, ha destacado la capacidad del proyecto de Okoye de implicar a las mujeres universitarias de su país en esta causa por rescatar a las propias nigerianas del exilio social, particularmente en las zonas rurales.

Educación y habilidades

Los datos ofrecidos por Harambee destacan que gracias al Proyecto AMAD, en el que trabaja la premiada, en los últimos diez años “230 chicas han cursado formación profesional, y 270 universitarias han seguido el programa. Estas universitarias se han encargado de capacitar a más de 1.000 mujeres en habilidades empresariales. Además, en las comunidades donde se ha hecho efectivo este tsunami de colaboración se han renovado escuelas públicas y se han puesto en marcha bibliotecas, escuelas y orfanatos”.

Las prioridades de AMAD se centran en luchar contra el imperio de una realidad que margina a las mujeres recortando su futuro y privando a las sociedades del peso evidente de su contribución al presente.

S. A. R. Teresa de Borbón dos Sicilias, la premiada Ebele Okoye, y Laurent Coupé, Director General Pierre Fabre.

En concreto, dedica sus esfuerzos a la alfabetización de niñas para su incorporación al sistema escolar, a la incentivación de la autoestima y habilidades sociales para las adolescentes, a la capacitación empresarial de sus mujeres facilitando el acceso a microcréditos, a la formación en recursos sanitarios básicos, a favorecer la entrada de tecnología para aumentar la productividad empresarial…

En sintonía con el afán de Harambee de colaborar en programas que ayuden a África impulsados por los mismos africanos, el laboratorio René Furterer ha patrocinado una vez más este galardón a Ebele Okoye que reconoce el trabajo de las propias mujeres nigerianas para cosechar constructivamente futuro, voz y trabajo para las mujeres aún marginadas de Nigeria.

Artículos y entrevistas sobre el proyecto ganador del Premio Harambee 2018